Limpia en profundidad. Reduce puntos negros y granitos. Indicado para pieles normales, grasas y con tendencia acneica.

 

Descripción

¿Por qué es diferente?

El Gel Pudificador para el Rostro no irrita en absoluto y no provoca sequedad ni descamación. Este gel limpiador en realidad tiene una sensación sedosa que actúa rápidamente para eliminar el exceso de oleosidad y los detritus que pueden obstruir los poros y provocar granitos.

Además de limpiar eficazmente la piel, este limpiador con ácido salicílico al 1% tiene un compuesto de zinc añadido. Juntos ayudan a controlar la oleosidad, reducen los puntos negros y los granitos y promueven una piel más uniforme.

¿Qué hace?

Elimina suave y rápidamente el exceso de oleosidad y suciedad de la superficie. Ayuda a combatir el exceso de grasitud, los granitos, los puntos negros y las espinillas para lograr una piel clara. Se enjuaga sin dejar residuos, dejando la piel fresca, limpia y lista para recibir los máximos beneficios de los siguientes productos de la rutina.

 

El pH de este producto es de 4.5-5.0

¿Buscás una piel hidratada?

Gel Purificador para el Rostro con Serum ácido hialurónico + B5

¿ Buscás combatir el acné?

Gel Purificador para el Rostro con Tónico Exfoliante BHA

¿ Buscás combatir el exceso de grasitud?

Gel Purificador para el Rostro con Serum niacinamida+Zinc

Modo de uso

Cómo utilizar

El gel purificador se puede utilizar por la mañana y por la noche. Masajear suavemente una pequeña cantidad sobre el rostro y el cuello humedecidos durante al menos 60 segundos, con movimientos circulares con la yema de los dedos. Enjuagar bien con agua tibia, secar con una toalla suave y continar con el resto de la rutina de cuidado de la piel. Para quitar el maquillaje pesado, repetir o usar con un paño limpio y húmedo.

Ingredientes

Ingredientes principales:

ÁCIDO SALICÍLICO – penetra en los poros para limpiarlos y desobturarlos.

EXTRACTO DE YERBA MATE – antioxidante, antiinflamatorio y anti envejecimiento.

PROPÓLEO – antibacterial, curativo, anti envejecimiento.

UREA – capturadora de agua y exfoliante muy suave

COMPUESTO DE ZINC – astringente y antiséptico, curativo para marcas de acné.

Ingredientes:

AQUA, COCAMIDOPROPYL BETAINE, DISODIUM LAURETH SULFOSUCCINATE, ILEX PARAGUAIENSIS EXTRACT, GLYCERIN, PROPOLIS, UREA, SALICYLIC ACID, ZINC GLUCONATE, CARBOXYMETHYL CELLULOSE, PHENOXYETHANOL, STEARAMIDOPROPYL DIMETHYLAMINE, ALLANTOIN, EDTA.

Información adicional

¿Existe una forma correcta de limpiar el cutis?

Considera los siguientes 3 consejos para una limpieza perfecta:

  1. TEXTURA: los tipos de piel grasa pueden adaptarse mejor a limpiadores más ligeros a base de gel que hacen espuma, por ejemplo Gel Purificador para el Rostro. Los tipos de piel seca se adaptarán mejor a limpiadores cremosos, por ejemplo Crema Limpiadora Suavizante.
  2. TEMPERATURA : No utilizar nunca agua demasiado caliente ni demasiado fría. La limpieza con agua muy caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales. El agua fría no logrará una buena limpieza. Evitar la limpieza en la ducha o el baño diario y utilizar siempre temperaturas tibias.
  3. FRECUENCIA : dos veces al día es lo correcto. El uso diurno y nocturno elimina el maquillaje y la suciedad que acumulamos durante el día y la noche. Evitar la sobre limpieza.

¿Qué es la doble limpieza?

La doble limpieza se ha vuelto venerada ya que limpiar la piel al final del día es muy importante. Es extremadamente importante eliminar el maquillaje, la suciedad y los contaminantes que se hayan acumulado en la piel durante el día, antes de irse a la cama.

Se recomienda un ritual de doble limpieza para aflojar primero la suciedad y detritus; y luego lavarlos.

Así es como funciona:

PASO 1:

Primero, usa un limpiador a base de aceite (como la Crema Limpiadora Suavizante) para limpiar el maquillaje y la acumulación de aceite. Esto quitará suavemente el maquillaje y los aceites y los limpiará dejando los aceites hidratantes naturales. Es el producto ideal para levantar el sebo de la piel y el maquillaje, ambos también a base de aceite.

PASO 2:

Una vez que el primer paso ha eliminado el maquillaje y las impurezas, el segundo paso implica un buen limpiador formador de espuma y agua (Gel Purificador para el Rostro).

Consejo profesional: debido a la forma en que los folículos están orientados en la cara, es mejor lavarse hacia arriba y hacia afuera para obtener una limpieza más profunda. Lo contrario ocurre cuando te aplicas el maquillaje, que idealmente no querrás penetrar en tus poros.

Beneficios de la doble limpieza

Entonces, ¿por qué hacer de la limpieza un proceso de dos pasos? Según los expertos, la técnica tiene dos beneficios importantes. Primero, cuando se usa base de maquillaje, la doble limpieza brinda una mejor limpieza. La doble limpieza con un limpiador a base de aceite puede ser útil para eliminar la capa de maquillaje y luego dejar que el limpiador con espuma realmente limpie la piel.

Eso deja espacio para que cualquier producto que se aplique después penetre más profundamente, haciéndolos más efectivos. La piel limpia permitirá que los ingredientes activos penetren mejor y actúen con mayor eficacia.

Cuando hacer una doble limpieza

Incluso si no se usa maquillaje con regularidad, es importante asegurarse de que se esté limpiando al final del día. Es importante no solo quitar el maquillaje, sino también la suciedad y la contaminación que se acumula en nuestra piel durante el día. Estos no sólo causan daño oxidativo a la piel, sino que también contribuyen a la descomposición del colágeno y al desarrollo de arrugas y manchas solares.

Dicho esto, hacer una doble limpieza no es adecuado para todas las situaciones. Para pieles sensibles, secas o propensas a la rosácea, se recomienda la primera limpieza seguida de un enjuague con agua. Esto evita que la piel se seque demasiado.

Importante: si su piel es propensa al acné o tiende a ponerse grasosa al mediodía, la doble limpieza es útil. Si no está grasoso hasta el final del día o si su piel se reseca, probablemente no sea necesaria una doble limpieza a menos que esté usando mucho maquillaje.

TIPS DE LIMPIEZA FACIAL

Una buena rutina de limpieza es vital para mantener la piel sana. Vale la pena adquirir este buen hábito desde una edad temprana. La función de barrera de la piel puede verse fácilmente alterada o dañada por productos químicos nocivos como contaminantes en el medio ambiente, daño solar acumulativo o algunos productos que se aplican a la piel. Un buen ritual de limpieza le dará el tono natural a la piel y la oportunidad de brillar realmente.

– Limpiar el rostro tanto por la mañana como por la noche. La limpieza de noche es especialmente importante para eliminar el maquillaje, el protector solar y las partículas de contaminación con las que hemos entrado en contacto durante el día.

– La temperatura del agua siempre debe ser tibia. Evitar el uso de agua muy caliente o fría: el agua fría es menos eficaz para eliminar los aceites de la piel y el agua caliente puede dejar la piel seca e irritada.

– Nunca  aplicar un producto de limpieza facial directamente sobre la piel sin humedecer. Puede provocar sensibilidad.

– Utilizar siempre una toalla para secar la cara con palmaditas. No frotar vigorosamente la piel mientras se seca, ya que esto puede provocar una irritación innecesaria.

– Recordar que la limpieza facial incluye el cuello.

 

SKINPURITY - GEL LIMPIEZA PURIFICADOR PARA EL ROSTRO 200 ml

$1.450
Sin stock
SKINPURITY - GEL LIMPIEZA PURIFICADOR PARA EL ROSTRO 200 ml $1.450

Limpia en profundidad. Reduce puntos negros y granitos. Indicado para pieles normales, grasas y con tendencia acneica.

 

Descripción

¿Por qué es diferente?

El Gel Pudificador para el Rostro no irrita en absoluto y no provoca sequedad ni descamación. Este gel limpiador en realidad tiene una sensación sedosa que actúa rápidamente para eliminar el exceso de oleosidad y los detritus que pueden obstruir los poros y provocar granitos.

Además de limpiar eficazmente la piel, este limpiador con ácido salicílico al 1% tiene un compuesto de zinc añadido. Juntos ayudan a controlar la oleosidad, reducen los puntos negros y los granitos y promueven una piel más uniforme.

¿Qué hace?

Elimina suave y rápidamente el exceso de oleosidad y suciedad de la superficie. Ayuda a combatir el exceso de grasitud, los granitos, los puntos negros y las espinillas para lograr una piel clara. Se enjuaga sin dejar residuos, dejando la piel fresca, limpia y lista para recibir los máximos beneficios de los siguientes productos de la rutina.

 

El pH de este producto es de 4.5-5.0

¿Buscás una piel hidratada?

Gel Purificador para el Rostro con Serum ácido hialurónico + B5

¿ Buscás combatir el acné?

Gel Purificador para el Rostro con Tónico Exfoliante BHA

¿ Buscás combatir el exceso de grasitud?

Gel Purificador para el Rostro con Serum niacinamida+Zinc

Modo de uso

Cómo utilizar

El gel purificador se puede utilizar por la mañana y por la noche. Masajear suavemente una pequeña cantidad sobre el rostro y el cuello humedecidos durante al menos 60 segundos, con movimientos circulares con la yema de los dedos. Enjuagar bien con agua tibia, secar con una toalla suave y continar con el resto de la rutina de cuidado de la piel. Para quitar el maquillaje pesado, repetir o usar con un paño limpio y húmedo.

Ingredientes

Ingredientes principales:

ÁCIDO SALICÍLICO – penetra en los poros para limpiarlos y desobturarlos.

EXTRACTO DE YERBA MATE – antioxidante, antiinflamatorio y anti envejecimiento.

PROPÓLEO – antibacterial, curativo, anti envejecimiento.

UREA – capturadora de agua y exfoliante muy suave

COMPUESTO DE ZINC – astringente y antiséptico, curativo para marcas de acné.

Ingredientes:

AQUA, COCAMIDOPROPYL BETAINE, DISODIUM LAURETH SULFOSUCCINATE, ILEX PARAGUAIENSIS EXTRACT, GLYCERIN, PROPOLIS, UREA, SALICYLIC ACID, ZINC GLUCONATE, CARBOXYMETHYL CELLULOSE, PHENOXYETHANOL, STEARAMIDOPROPYL DIMETHYLAMINE, ALLANTOIN, EDTA.

Información adicional

¿Existe una forma correcta de limpiar el cutis?

Considera los siguientes 3 consejos para una limpieza perfecta:

  1. TEXTURA: los tipos de piel grasa pueden adaptarse mejor a limpiadores más ligeros a base de gel que hacen espuma, por ejemplo Gel Purificador para el Rostro. Los tipos de piel seca se adaptarán mejor a limpiadores cremosos, por ejemplo Crema Limpiadora Suavizante.
  2. TEMPERATURA : No utilizar nunca agua demasiado caliente ni demasiado fría. La limpieza con agua muy caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales. El agua fría no logrará una buena limpieza. Evitar la limpieza en la ducha o el baño diario y utilizar siempre temperaturas tibias.
  3. FRECUENCIA : dos veces al día es lo correcto. El uso diurno y nocturno elimina el maquillaje y la suciedad que acumulamos durante el día y la noche. Evitar la sobre limpieza.

¿Qué es la doble limpieza?

La doble limpieza se ha vuelto venerada ya que limpiar la piel al final del día es muy importante. Es extremadamente importante eliminar el maquillaje, la suciedad y los contaminantes que se hayan acumulado en la piel durante el día, antes de irse a la cama.

Se recomienda un ritual de doble limpieza para aflojar primero la suciedad y detritus; y luego lavarlos.

Así es como funciona:

PASO 1:

Primero, usa un limpiador a base de aceite (como la Crema Limpiadora Suavizante) para limpiar el maquillaje y la acumulación de aceite. Esto quitará suavemente el maquillaje y los aceites y los limpiará dejando los aceites hidratantes naturales. Es el producto ideal para levantar el sebo de la piel y el maquillaje, ambos también a base de aceite.

PASO 2:

Una vez que el primer paso ha eliminado el maquillaje y las impurezas, el segundo paso implica un buen limpiador formador de espuma y agua (Gel Purificador para el Rostro).

Consejo profesional: debido a la forma en que los folículos están orientados en la cara, es mejor lavarse hacia arriba y hacia afuera para obtener una limpieza más profunda. Lo contrario ocurre cuando te aplicas el maquillaje, que idealmente no querrás penetrar en tus poros.

Beneficios de la doble limpieza

Entonces, ¿por qué hacer de la limpieza un proceso de dos pasos? Según los expertos, la técnica tiene dos beneficios importantes. Primero, cuando se usa base de maquillaje, la doble limpieza brinda una mejor limpieza. La doble limpieza con un limpiador a base de aceite puede ser útil para eliminar la capa de maquillaje y luego dejar que el limpiador con espuma realmente limpie la piel.

Eso deja espacio para que cualquier producto que se aplique después penetre más profundamente, haciéndolos más efectivos. La piel limpia permitirá que los ingredientes activos penetren mejor y actúen con mayor eficacia.

Cuando hacer una doble limpieza

Incluso si no se usa maquillaje con regularidad, es importante asegurarse de que se esté limpiando al final del día. Es importante no solo quitar el maquillaje, sino también la suciedad y la contaminación que se acumula en nuestra piel durante el día. Estos no sólo causan daño oxidativo a la piel, sino que también contribuyen a la descomposición del colágeno y al desarrollo de arrugas y manchas solares.

Dicho esto, hacer una doble limpieza no es adecuado para todas las situaciones. Para pieles sensibles, secas o propensas a la rosácea, se recomienda la primera limpieza seguida de un enjuague con agua. Esto evita que la piel se seque demasiado.

Importante: si su piel es propensa al acné o tiende a ponerse grasosa al mediodía, la doble limpieza es útil. Si no está grasoso hasta el final del día o si su piel se reseca, probablemente no sea necesaria una doble limpieza a menos que esté usando mucho maquillaje.

TIPS DE LIMPIEZA FACIAL

Una buena rutina de limpieza es vital para mantener la piel sana. Vale la pena adquirir este buen hábito desde una edad temprana. La función de barrera de la piel puede verse fácilmente alterada o dañada por productos químicos nocivos como contaminantes en el medio ambiente, daño solar acumulativo o algunos productos que se aplican a la piel. Un buen ritual de limpieza le dará el tono natural a la piel y la oportunidad de brillar realmente.

– Limpiar el rostro tanto por la mañana como por la noche. La limpieza de noche es especialmente importante para eliminar el maquillaje, el protector solar y las partículas de contaminación con las que hemos entrado en contacto durante el día.

– La temperatura del agua siempre debe ser tibia. Evitar el uso de agua muy caliente o fría: el agua fría es menos eficaz para eliminar los aceites de la piel y el agua caliente puede dejar la piel seca e irritada.

– Nunca  aplicar un producto de limpieza facial directamente sobre la piel sin humedecer. Puede provocar sensibilidad.

– Utilizar siempre una toalla para secar la cara con palmaditas. No frotar vigorosamente la piel mientras se seca, ya que esto puede provocar una irritación innecesaria.

– Recordar que la limpieza facial incluye el cuello.